Home >

Blog de noticias

Categorías
Archivos
  • 2020
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
    • Enero
  • 2019
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
    • Enero
  • 2018
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
    • Enero
  • 2017
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
    • Enero
  • 2016
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
    • Enero
  • 2015
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Marzo

Campo Baeza: "Ser arquitecto es la labor creadora más hermosa del mundo"

El catedrático de la ETSAM puso el listón muy alto en la inauguración del ciclo ‘Contextos’, una serie de encuentros con arquitectos organizados en Finsa21 en colaboración con Tectónica

“Ser arquitecto es la labor creadora más hermosa del mundo”. Con esta locución empezó y acabó la intervención de Alberto Campo Baeza en Finsa21, una ponencia de lujo para arrancar el ciclo de encuentros con arquitectos organizado en el espacio, en colaboración con Tectónica, que llega a su tercera edición bajo el título ‘Contextos’. 

El arquitecto y catedrático de la ETSAM desmintió nada más empezar a aquellos que dicen de que hace una “arquitectura minimal”, y definió su obra como “sobria y sencilla”. A continuación, habló de la obra del poeta T. S. Eliot, el filósofo Ortega y Gasset y el arquitecto Alejandro de la Sota, porque todos ellos representan las “coordenadas en las que yo querría que se moviese la arquitectura que yo hago”. 

 

 

Campo Baeza, quien comentó que se sigue emocionando cuando va a obra y ve cómo se levanta “aquello que has dibujado”, tituló su presentación “Renuncia y Universalidad” porque “con la renuncia llegas a la universalidad”, a lo que añadió que “la poesía es de una enorme precisión y la arquitectura también, y no es menos precisa al tener dimensión grande”. Asimismo destacó que “los arquitectos también tenemos que ser claros, los proyectos no son una cosa misteriosa, son explicables”. 

A continuación, Campo Baeza repasó varios de sus proyectos, empezando por Casa Turégano, un proyecto de “cajas blancas muy cerradas, que se van abriendo y perforando donde necesitan”, diseñada bajo la idea de “espacios dobles desplazados”. El ponente recordó los principios clásicos de la arquitectura definidos por el arquitecto romano Marco Vitrubio: utilitas, firmitas y venustas (utilidad, solidez, belleza). “Claro que una casa tiene que ser útil y tiene que estar bien construida, pero tiene que ser hermosa”, sentenció el catedrático. Campo Baeza también quiso desmentir a aquellos que le llaman “el arquitecto de la luz”. “La luz es el material más lujoso, que se nos da gratuitamente”. 

 


En su presentación, también habló del pabellón polideportivo y aulario para la Universidad Francisco de Vitoria, proyecto en el que la idea inicial era haber hecho una caja completamente traslúcida y luego al lado un pabellón aulario. Finalmente, las dos fachadas al norte se dejan diáfanas y la dos al sur quedan opacas y en éstas últimas se hace un aislante acústico potente. En este punto, Campo Baeza quiso resaltar la importancia de las esquinas: “es un punto mágico en la historia de la arquitectura, en las esquinas pasa algo claro: es donde convergen todas las tensiones”. 

 

 

Otra obra de la que habló fue “Entre catedrales”, un “proyecto muy eficaz, en el que se trata de cubrir unas ruinas entre las dos catedrales de Cádiz, un plano que se le ofrece a la ciudad como una pequeña plaza en alto”. 

No podía faltar tampoco la Casa del Infinito, que como él mismo señaló “ha salido hasta en la sopa, la han querido usar para anuncios y películas, pero los dueños han dicho que no”. Una obra tan conocida pero que en palabras de su creador parece algo muy sencillo: “La idea era hacer una casa empotrada en el terreno, básicamente, es un plano en alto para mirar al paisaje”. Para ello se excavó parte del terreno y todo el exterior está recubierto en   Travertino Romano, para que se confundiese con la arena de la playa. “Con el tiempo va a estar más bonito”, aseguró Campo Baeza. 

 

 

Y para terminar, el maestro quiso presentar una primicia, un proyecto en el que está trabajando y que se ejecutará en El Tecuán, México. Las dos playas de Jalisco convergen en una zona rocosa y el arquitecto responsable de la urbanización de la zona le dijo a Campo Baeza “haz lo que te dea la gana”. “Y lo que me da la gana es una plataforma, una vez más, para poder estar mirando al mar, con boquetes para poder sentarse; el cajón, lo más empotrado posible, hecho con la misma roca que hemos vaciado. Todo abierto, de manera que ese boquete estará atravesado por la luz, el viento, el agua… será un espacio universal, con una estructura de pilares gruesos que puede recordar a una cisterna romana”, resumió el profesor. 

Para terminar, Campo Baeza insistió en que “no me bajaré de la idea de deciros que estamos en la profesión más hermosa del mundo”. Tras un sonoro aplauso, el arquitecto afirmó: “podéis aprovecharos y preguntar lo más indiscreto que queráis, que estoy hoy muy a gusto”.  

Ante la pregunta de cuáles eran las obras no realizados que más le hubiese gustado hacer destacó un museo en Cádiz, paralelo a la línea del mar, y la ampliación de la ETSAM, que tras excavar el terreno, no se llegó a hacer. También afirmó que uno de sus proyectos pendientes era hacer una torre. 

Tras este inicio por todo lo alto, con uno de los arquitectos más destacados del panorama actual español, el ciclo ‘Contextos’ celebrará su próximo encuentro en Finsa21 en el mes de diciembre.


Autor: Finsa Fuente: Finsa 2019-10-11