Home >

Blog de noticias

Categorías
Archivos
  • 2020
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
    • Enero
  • 2019
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
    • Enero
  • 2018
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
    • Enero
  • 2017
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
    • Enero
  • 2016
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Abril
    • Marzo
    • Febrero
    • Enero
  • 2015
    • Diciembre
    • Noviembre
    • Octubre
    • Septiembre
    • Julio
    • Junio
    • Mayo
    • Marzo

El futuro de las oficinas: un espacio para trabajar juntos al que no queremos renunciar

Carlos Arroyo y Fermín Vázquez cerraron el ciclo de encuentros online organizados entre Finsa y Tectónica para analizar cómo serán los espacios de trabajo tras las crisis del Covid-19

Tras analizar cómo afectará la crisis del Covid-19 a la arquitectura en proyectos de vivienda y de residencias de mayores, tocaba analizar el futuro de las oficinas. Los espacios de trabajo fue el tema elegido para cerrar el ciclo de encuentros online organizado en colaboración entre Finsa y Tectónica. Los invitados de la jornada, celebrada el martes 5 de mayo fueron dos arquitectos con larga experiencia en esta tipología de obras: Carlos Arroyo y Fermín Vázquez, de b720.  

Ambos profesionales iniciaron el debate online analizando cómo enfrentan los trabajadores que hasta mediados de marzo desempeñan su trabajo en oficina este “enorme experimento universal” que ha provocado el teletrabajo forzoso de millones de personas. Así pues, Fermín Vázquez, quien se define como “optimista por naturaleza”, considera que “pese a lo dramático de la situación, lo estamos afrontando bien, es un aprendizaje. Vamos a tener un futuro mejor en los entornos de trabajo, dado que vamos a mejorar mucho en el trabajo a distancia con soportes digitales. Pero tengo claro que tampoco va a acabar con las oficinas y la presencia física, hay un límite para la desmaterialización. Mi única preocupación es que esto nos retrase en algún camino avanzado en sostenibilidad, cómo usar más productos desechables y utilizar más el coche”.

Carlos Arroyo coincidió en que se va a avanzar en el teletrabajo, algo a lo que ya estaba acostumbrado por estar implicado en proyectos con profesionales que viven en diferentes países: “El aprendizaje ha sido universal, pero no en las mejores circunstancias. No es que estemos trabajando en casa, estamos confinados en casa”, por lo que hay interrupciones, ruidos, se debe atender a los niños… Por todo ello, Arroyo asegura que “a la hora de tomar decisiones de cómo trabajar en el futuro, esto va a influir”. 

No obstante, Vázquez no coincide con aquellos que ya cuestionan la necesidad del edificio de oficinas: “no creo que queramos renunciar a trabajar juntos,  de la misma manera que el libro electrónico no acabó con el papel. Los espacios de coworking demuestran que queremos ir a un sitio y estar con otras personas.  El lujo de tener un espacio en el que trabajar juntos, lo vamos a seguir demandando. Aprendemos a no necesitarlo, a combinarlo y a la flexibilidad”. 

Eso sí, ese espacio cambiará y lo hará de forma inmediata, mientras no se encuentre un tratamiento o una vacuna para el Covid-19. En ese sentido Carlos Arroyo explica que hay modalidades que ya se aplican y que pueden ser óptimas en esta situación: son oficinas en las que no hay puestos fijos, sino tipos de sitios -mesa con ordenador, sin ordenador, sofás, salas de reuniones, etc.- y ya no hay tanto despachos de dirección porque los directores no pasan mucho  tiempo allí. Además, hay muchos empleados que trabajan en la calle o personal que viene para una campaña específica.  Según Arroyo, estos modelos pueden ser útiles para esta primera fase, “siempre y cuando sean fácilmente limpiables y desinfectables”. 

No obstante, uno de los problemas a los que nos enfrentamos es a que las oficinas actuales reservan muy pocos metros cuadrados por puesto operativo, lo que impide cumplir con el distanciamiento social. Por ello, auguran que en los próximos meses algunos espacios se empezarán a llenar de mamparas. Por ello, Vázquez espera que a partir de ahora “haya un poco más de generosidad en el espacio”. El fundador de b720 también confía en que se potencien más las escaleras, dado el miedo al contagio de los usuarios en los ascensores. Eso si, Vázquez espera que los edificios no se llenen de automatismos en puertas, elevadores y aseos. 

Como no, en el encuentro también se habló de vivienda, ya que ahora millones de personas han tenido que transformar un cuarto o una esquina de su casa en su oficina. Tanto Arroyo como Vázquez coinciden en que esos espacios se adaptarán, ya que será una “ventana al mundo” que mostraremos en videoconferencias, por lo que cada vez más se cuidará el fondo y la iluminación. Además, Carlos Arroyo, considera crucial el tema de la acústica, tanto en casa como en las viviendas, ya que el aislamiento de los ruidos es esencial para el  buen funcionamiento de las reuniones virtuales. 


Autor: Finsa Fuente: Finsa 2020-05-07